Cementerio de la Recoleta.. Mi encuentro cercano con “La Dama de Blanco”

Cementerio de la Recoleta.. Mi encuentro cercano con “La Dama de Blanco”

Yo no creo en los fantasmas, pero que los hay, LOS HAY.. y hoy tengo mi propia anécdota con pruebas verídicas (?).

El miércoles tuve la posibilidad de volver al Cementerio de la Recoleta con una amiga, después de un par de años de haber dejado estas visitas “emo” por puro placer fotográfico u explorador. Unos 30º al rayo del sol y mi celular como única cámara relatora.

La situación fue simple:

Estaba paseando y sacando fotos; las primeras sin problema.. Hasta que al intentar sacar a algunas tumbas, mi celular empieza a mostrar las imágenes fuera de foco. Hasta acá todo tranqui, vuelvo a enfocar o cierro y abro de vuelta la cámara.. Lo raro empezó después, enfocando ciertos mausoleos.. En la imagen de la pantalla, se ven unas ondas e interferencias continuas, permanentes, que no me permiten sacar las fotos. Las primeras tres veces lo ignoro, reinicio la cámara. A la cuarta, se lo comento a mi compañera Claudia, quien me mira con cara de “dejá el porro por amor a Cristo”.. Hasta que a las siguientes fotos, lo pudo comprobar ella también:  Mi celular completamente quieto genera esas imágenes y comienza a vibrar (sin recibir NADA) porque sí. NUNCA en el casi año que llevo con mi Galaxy S2 me pasó algo parecido, aunque con mis anteriores celulares tuve apariciones raras en las fotografías.

Pasamos la tumba de la Yegua Mayor (donde no tuve problema alguno con las fotos) y buscamos la de Sarmiento. Me senté en el suelo para que entre completo el monumento que le hicieron y tomé dos fotografías. De vuelta me pasa lo mismo y por si acaso, se me bajó la presión al subsuelo.

Tomé varias fotografías más sin prestar mucha atención por el calor aglomerante y el apuro. Al verlas en casa, me percaté que varias, incluyendo la de Mitre, salieron con esta falla que además, tiene partes borrosas. Pueden verlas por uds. mismos.

Lo loco es que, de las pocas tumbas que fotografié sin tener idea de sus dueños, encuentro la foto de la tumba de Rufina Cambaceres, famosa por ser el único caso comprobado en Argentina de una persona que fue enterrada viva por padecer catalepsia y pasar por muerta. La historia cuenta que la tumba fue abierta unos días después de su entierro para aseo y la tapa del cajón estaba corrida, por lo que asumieron que intentaron robarlo y lo abrieron. Allí encontraron toda la cubierta golpeada y rasguñada por Rufina, quien al despertar había intentado salir y que finalmente, muere por asfixia. De este hecho histórico nace la leyenda de “La Dama de Blanco”, la joven del vestido blanco que conoce un flaco en el bar, la mancha de café y toda la bola. No tenía idea del hecho real de esta historia hasta hoy, menos que menos de la tumba de la mina, que de puro pedo o NO SÉ, fotografié.

En fin señores, Dama de Blanco o no, ALGO había..

CREER O REVENTAR.-

L.-